Ley que tipifica el delito de robo y contaminación de aguas descansa pese a la contingencia climática

La gravedad de la crisis hídrica que afecta a nuestro país es preocupante. Al 2020, Chile se ubicaba en el número 18 entre las naciones del mundo con mayor estrés hídrico.

En ese contexto, la Comisión de Recursos Hídricos y Desertificación aprobó en general el proyecto de ley que tipifica el delito de robo y contaminación de aguas. El proyecto se debatió en la comisión y en su articulado, establece penas de cárcel entre 5 años y la máxima a perpetuidad y una multa entre los 25 a 250 millones para quienes afecten el agua.

Se espera que en las próximas semanas se inicie la discusión en particular, para en caso de aprobarse, ser despachada a la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados lo antes posible, dada la contingencia climática y de sequía por la que atraviesa el país.