¿Qué tan eficiente es el alto gasto en las campañas electorales?

Las elecciones del fin de semana demostraron que el dinero ya no es sinónimo de asegurar la batalla. En una investigación realizada por Ciper, se evidenció que los candidatos que menos invirtieron en sus campañas fueron los elegidos por la ciudadanía. Veamos algunos ejemplos a continuación:

El candidato con más aportes privados fue René Cortázar (DC), con una campaña de $141 millones de pesos, quien fue derrotado por María Rivera, candidata de la Lista del Pueblo que sólo contó con $340 mil pesos de financiamiento. Por otro lado, está Camila Zárate, también candidata de la Lista del Pueblo, quién solo recibió $463 mil pesos en aportes, liderando sobre Juan Pablo Rodríguez, candidato Independiente de la UDI, quién recibió $87 millones 400 mil pesos.

A modo comparación, la Lista del Pueblo contó con $110 millones de pesos y obtuvo 27 constituyentes, en cambio Vamos por Chile invirtió $5.500 millones y obtuvo 37 constituyentes. Lista del Apruebo, conformada por la ex Nueva Mayoría, invirtió $1.700 millones de pesos y ganó 25 constituyentes y la Lista Apruebo Dignidad, conformado por el PC y el Frente Amplio $748 millones y sacó 28 constituyentes.

Resultados que reflejan que tener una billetera electoral más abundante no garantiza mejores resultados si no se tiene una estrategia acertada y eficiente, en relación a lo que quiere la ciudadanía.